Para ti, mi musa.

Para ti, mi musa.

A ti mi maestra, la que con cuidado me tomó en sus manos y cuidó de mi. No puedo concluir sin antes darte las gracias por tanto. Por esas tardes de terraza llenas de carmín en tu boca y bugambilias acompañadas de pasión en Madrid Rio. Clases completas de comidas exóticas acostado en tu regazo mientras hablabas de viajes al fin del mundo. Empujándome a lo nuevo con ímpetu y cariño pero con decisión y firmeza. Tomaste algo roto y con lo arreglaste para dejarme libre y disfrutar amargamente de ello. Para recordar tu camisa de flores y tus pendientes dorados. Se cual es mi perfil que más te gusta, te he estudiado tanto por ser tan diferente que casi te conozco. A ti que te he dedicado tantas hojas, párrafos llenos de ira, amor y cariño. Que has inspirado cada letra y que me has formado como parte de una pieza. A ti van estos palabras tan frágiles y simples que me parecen poco.

Solo tengo para darte mi cariño, tan vago que es normal que hoy te marches tras tantos avisos. De mi quedará espero, un recuerdo que te llene de caricias y sentir. De largas escuchas y condenas que terminaban en grandes encuentros llenos de pasión y desencanto. A ti que me llenaste de abrazos y cariño. Que me diste a probar el dulce amargo de tu boca que parecía poco pero que me dio todo. Contigo,  que me llenaste de placeres y me guiaste por caminos que no conocía para aprender lo que era disfrutar y querer, sacrificar y gozar. A ti mi musa, a la que cada palabra y cada sentimiento que brota de mi corazón hacen vivir mis desencantos. Vete hoy, sin pesares y con recuerdos. Con una parte de mi que te llevas y espero que cuides.

A ti mi maestra, la que con cuidado me tomó en sus manos y cuidó de mi. No puedo concluir sin antes darte las gracias por tanto. Por esas tardes de terraza llenas de carmín en tu boca y bugambilias acompañadas de pasión en Madrid Rio. Clases completas de comidas exóticas acostado en tu regazo mientras hablabas de viajes al fin del mundo. Empujándome a lo nuevo con ímpetu y cariño pero con decisión y firmeza. Tomaste algo roto y con lo arreglaste para dejarme libre y disfrutar amargamente de ello. Para recordar tu camisa de flores y tus pendientes dorados. Se cual es mi perfil que más te gusta, te he estudiado tanto por ser tan diferente que casi te conozco. A ti que te he dedicado tantas hojas, párrafos llenos de ira, amor y cariño. Que has inspirado cada letra y que me has formado como parte de una pieza. A ti van estos palabras tan frágiles y simples que me parecen poco.

Solo tengo para darte mi cariño, tan vago que es normal que hoy te marches tras tantos avisos. De mi quedará espero, un recuerdo que te llene de caricias y sentir. De largas escuchas y condenas que terminaban en grandes encuentros llenos de pasión y desencanto. A ti que me llenaste de abrazos y cariño. Que me diste a probar el dulce amargo de tu boca que parecía poco pero que me dio todo. Contigo,  que me llenaste de placeres y me guiaste por caminos que no conocía para aprender lo que era disfrutar y querer, sacrificar y gozar. A ti mi musa, a la que cada palabra y cada sentimiento que brota de mi corazón hacen vivir mis desencantos. Vete hoy, sin pesares y con recuerdos. Con una parte de mi que te llevas y espero que cuides.

Gracias de nuevo, por darle forma a cada letra, palabra, párrafo… 


Entradas relacionadas

Ruido

Ruido

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *